Se ha desarrollado una nueva técnica quirúrgica en Parma para el tratamiento de las venas varicosas en los miembros inferiores.

El tratamiento quirúrgico clásico implica, en los casos de insuficiencia de la vena safena interna, el stripping con crosectomía (que consiste en el corte de la ingle) para suprimir el reflujo que desde la vena femoral entra en la vena safena durante la bipedestación y provoca las venas varicosas.

El cirujano Paolo Casoni, director del Centro linfo-flebológico del Hospital Piccole Figlie ha encontrado otra vía: eliminar la vena safena interna sin intervenir con el corte en la zona inguinal.
Casoni ha comparado las dos técnicas: El stripping clásico con crosectomía y sin crosectomía, incluso en casos con insuficiencia grave de la válvula safeno-femoral. El estudio comenzó en 2004 con dos grupos aleatorizados y con la colaboración de un prestigioso centro de flebología en París. Se han seguido dos grupos homogéneos de pacientes, definidos como A y B. "En el grupo A se realizó el tratamiento estándar, todavía vigente en el 90% de los hospitales europeos. En el grupo B se realizó la nueva técnica, sin corte a la ingle. Todos los pacientes fueron controlados anualmente con visita y Eco-Color Doppler - explica Casoni - Ocho años después hemos concluido que en la técnica estándar hay una recurrencia del 35%, mientras que en la técnica "nueva" sin cortes en la ingle, del 9.6% ».
El método propuesto, aplicable en la mayoría de los casos de insuficiencia de la vena safena mayor, permite un retorno a la vida normal en 24 horas y no requiere ningún equipo especial, aparte de un Eco-Color Doppler preoperatorio minucioso.

Los datos de este estudio se presentaron en el primer Congreso Mundial de Flebología en Mónaco en 2009 uniendo los casos de los Centros de Parma y París, con más de 1400 casos.

La cirugía flebológica, gracias a estas innovaciones, se ha convertido en ejecutable, en manos expertas, sin cortes y con costes cada vez más bajos para el servicio nacional de salud. «No es necesario comprar equipos caros -señala Casoni- y no hay necesidad de hospitalización. Es una técnica particularmente apareciada en los países pobres, donde el resultado al precio más bajo es mucho más agradecido que en los países industrializados ".

El estudio, "con el mayor número de años de seguimiento en comparación con todos los demás", señala Casoni, fue publicado en julio del año pasado en la prestigiosa revista científica “Journal of Vascular Surgery”; y en septiembre del año pasado, en el Congreso Mundial de Flebología celebrado en Boston, a Paolo Casoni se le encargó un simposio de tres horas sobre cirugía venosa moderna.

Tomado de la Gazzetta di Parma